EN | PT


Los límites es un elemento fundamental en el diseño permacultural.

 

Actualmente el trabajo principal relacionado con los límites se basa en el desarrollo de corta-vientos y delimitación de las zonas previstas en el diseño de permacultura.


Los corta-vientos son extremadamente importantes. No sólo ayudan en la creación de microclimas, suavizando las corrientes de aire caliente y seco estivales que deshidratan las plantas, sino también permiten en invierno que el aire frío no las hiele, ayudando en la formación de heladas menos intensas. También son un buen refugio para muchos pequeños animales e insectos, incrementando la diversidad y beneficiando el ecosistema en su conjunto.

 

El corta-viento es en sí mismo un universo, un gran proyecto, donde están presentes conceptos como la multifuncionalidad y la sucesión natural. En nuestro caso, estamos trabajando en un corta viento en el límite norte de la finca, de donde predominan los vientos en verano, y un corta-viento más local en la huerta familiar.

 

Un corta-viento no debe ser una pared, incluso de árboles, por ejemplo, un muro de cipreses. Si así fuera la dinámica del aire haría con que al chocar con una estructura vertical, cambiase repentinamente de dirección, acelerando hacia arriba, entrando en la finca desde arriba con más fuerza. Sería un error pensar que el aire en movimiento vaya a parar en la pared. Por ello, un corta-viento debe ser construido en forma de rampa para que el aire en movimiento pueda cambiar gradualmente de dirección pasando por encima del espacio a proteger. Existe una relación muy conocida entre altura y anchura del corta-viento y el área del espacio a proteger. Por la forma como es efectuada la división del territorio en propiedades pequeñas, no siempre es posible implementar este esquema en rampa. Este es nuestro caso. La opción es desarrollar un corta-viento con gran diversidad de árboles y arbustos de hoja perenne.

 

Como especies perennes utilizamos alcornoques ya existentes en el terreno, madroño, laurel, escoba, olivo en forma de arbusto (preferentemente el acebuche), tagasaste (Chamaecytisus prolifer), romero, murta, lavanda, feijoa, durillo, camelia, níspero, etc. Así, creamos un corta-viento mixto con formas irregulares.


Límites y caminos

/album/limites-y-caminos/cimg3798-jpg1/
/album/limites-y-caminos/cimg3807-jpg1/
/album/limites-y-caminos/cimg3810-jpg1/
/album/limites-y-caminos/cimg3824-jpg/
/album/limites-y-caminos/cimg4611-jpg1/
/album/limites-y-caminos/img-20150321-wa0000-jpg/
/album/limites-y-caminos/img-20150703-wa0004-jpg1/

—————